¿Puede un armador cobrar demoras o detenciones a cada uno de los fletadores en un part-cargo?

¿Puede un armador cobrar demoras o detenciones a cada uno de los fletadores en un part-cargo?

¿Puede un armador cobrar demoras o detenciones a cada uno de los fletadores en un part cargo?

En el mundo del fletamento es como sabemos bien común que varios fletadores fleten parte de la bodega de un buque, en lugar de fletar el buque completo. Ello, en principio, permite optimizar costes y gestionar de un modo más eficiente toda la operación logística, en especial desde el punto de vista del armador, quien afrontando una misma o similar ruta amortigua de mejor modo los costes de explotación del buque.

Pero por otro lado conlleva una serie de inconvenientes del otro lado, principalmente por el hecho de ser varios los fletadores con carga en las bodegas de un mismo buque. Y es que ello puede conllevar que las acciones de uno de los fletadores salpique al resto. Así, por ejemplo, puede que uno de los fletadores no haya sido tan diligente como los demás a la hora de despachar su mercancía, lo cual pueda hacer que se pierda tiempo y por lo tanto que el buque entre en demoras.

Y ante ello surge la razonable pregunta de si puede un armador cobrar demoras o detenciones a cada uno de los fletadores de un part-cargo, cuyo origen radica en las acciones de uno solo de ellos.

Contrariamente a lo que pudiera parecer lógico de un inicio, la respuesta bajo Derecho inglés es afirmativa. Sí, el armador puede cobrar las demoras a los distintos fletadores de part cargo en sus bodegas.

Y ello ¿por qué? La respuesta, como todo en Derecho inglés, se resuelve, primero, por la libertad de pacto, la cual es respetada de forma sacrosanta en Inglaterra. Las partes son libres para pactar lo que deseen y una vez pactado, debe respetarse dicho pacto sin que puedan luego aducirse esos argumentos tan manidos en otras jurisdicciones (cláusulas abusivas, distinta fuerza de negociación entre las partes, etc.).

En segundo lugar, también fruto de una de las características intrínsecas al Derecho inglés, la ceustión ha venido resuelta en casos judiciales y arbitrales anteriores.

Y es que si bien se ha intentado en el pasado pelear este tipo de situaciones argumentando que el armador estaría cobrando el doble o el triple (en función del número de fletadores) por un mismo daño sufrido, lo cierto es que no han tenido éxito. Dejaremos a un lado la discusión más técnica sobre si estamos realmente ante un “daño”, y si por lo tanto se estaría cobrando varias veces por el mismo, pues no es este el propósito de este comentario. No queremos entrar en una discusión jurídica, sino ofrecer una respuesta directa y práctica a armadores, fletadores y cargadores que se encuentren en la situación que aquí describimos.

En el caso de The Tropwave, de 1981, se resolvió que dicho planteamiento por el que el armador podría estar cobrando varias veces por lo mismo no era necesariamente correcto y no podía tomarse como una preconcepción cierta, ya que el armador bien podía haber hecho un reparto equitativo de la cifra de demoras entre todos los fletadores. Es decir, que si el armador considera que 10 es la cifra, y tiene dos fletadores, bien les puedo haber otorgado 5 a cada uno y no hay porque pensar que ese 5 es el total que tenía previsto pactar y que está cobrando el doble por demoras.

A nadie escapa que la ley inglesa suele inclinarse a favor de los armadores, y de ahí quizás una de las claves de su éxito mundial en el mercado de la resolución de las disputas marítimas, pero personalmente prefiero pensar que más que esa inclinación, lo que se da en Inglaterra es un sólido respecto a lo pactado por escrito y una visión mercantil del mundo de los negocios. Y es que tan débil parece en realidad partir de la base de que el armador está “engañando” como partir de la base de que no lo está haciendo, si bien partir de esta última premisa implica apoyar la, digamos, presunción de inocencia y la libertad de pacto entre dos empresarios. Y esto último es lo que hace que Inglaterra siga siendo el país preferido por todos los actores marítimos en el que resolver sus disputas.

Esta interpretación judicial se ha trasladado también al mundo del arbitraje. Efectivamente, en un arbitraje aquí en Londres más reciente, de 1989, se resolvió que si las demoras estaban detalladas y acordadas para cada charterparty, no se podía negar su pago aludiendo que había otras cargas en el buque.

Así que bajo el Derecho inglés parece que sí, que efectivamente un armador puede cobrar demoras a todos los fletadores de un part-cargo.

Bien pero, aun y aceptando que eso cobrar demoras de ese modo sea posible, ¿no es eso una especie de enriquecimiento injusto por estar cobrando a varias personas lo mismo?

Conforme a lo anterior, la respuesta que debemos dar es negativa.

En Derecho inglés se parte de la base de que el armador no está abusando ni cobrando dos veces por lo mismo. En Inglaterra, de hecho, este tipo de cláusulas múltiples para múltiples contratos vienen siendo aceptadas desde hace siglos (con Sentencias que datan de 1878, nada menos).

Ahora bien, si un fletador realmente supiera de la mala fe del armador o de los cálculos deliberadamente incorrectos del armador, siempre tiene la opción, aunque cuesta arriba, de poder pelearlo y hacer llegar su asunto a juicio o arbitraje. En este caso, con todo, sería tarea de ese fletador afectado el demostrar que conforme a las otras cláusulas de demoras de los otros fletadores el armador está efectivamente cobrando dos o tres veces por lo mismo. Una tarea, espero que convengan conmigo, algo complicada.

En conclusión, tengan pues presente que al llevar sus cargas en parte de la bodega, siendo una de las varias llamadas part-cargo que integran la carga completa de un buque, podrán verse sometidos a este tipo de situaciones, en las que por acciones de otros fletadores en el mismo buque el armador podrá cobrarles por las demoras incurridas conforme a los términos pactados en su fletamento sin que se pueda argumentar que el armador está cobrando varias veces por lo mismo.

Una de las muchas situaciones que pueden darse en los fletamentos sujetos a la ley inglesa y que siempre es recomendable analizar no solo con un buen bróker de fletamentos o transitario que haya mediado entre fletador y armador, sino también con el asesoramiento legal debidamente cualificado en Inglaterra.

Dr. Miquel Roca

Solicitor
LMA Legal, Londres
www.lmalegal.co.uk
mroca@lmalegal.co.uk
Twitter: @miquel_ro